Un perico suelto en Madrid

Apoteósica fue la gesta del Español en el Bernabéu. La cuarta Copa del Rey viajó a Barcelona desde la capital para regocijo de la afición perica. Todos apostaban por el Zaragoza, que llegaba como candidato por méritos propios.

Había eliminado a los dos grandes de España: BarZa y Madríd.Sin embargo, el equipo de Lotina, en una demostración de contundencia y practicidad, vapuleó al team maño hasta reducido a la mínima expresión futbolística. Honor a los héroes pericos, encabezados por el capitán y símbolo Tamudo, los goles decisivos de García, la seguridad de Kameni, e! esfuerzo de todos. Premio para un criticado Latina, quien parecía tener las horas contadas como entrenador perico. Aún así, el estratega planificó el juego con precisión de cirujano. Ganó más que una final soñada. Cambió críticas por elogios. Pasó del vete ya al sigue por favor. El festejo en la plaza Saint Jaume combinó emoción con alegría. Nadie estuvo ausente. Desde el Alcalde Clos hasta Sánchez Llibre. Todos asistieron a la merecida fiesta. La Copa del Rey tiene un digno campeón. El fútbol consumó un acto de justicia con el humilde y pasional club de Montjuic. Bienvenido sea.


Sergio A. González Bueno
15/04/2006

Enviar nota a un amigo
De: Para:
Email:

Email:

Nombre: Nombre:
Apellido: Apellido:
(Para enviar a varios destinatarios separar los mails con coma. Ej, mail1@dest1.com, mail2@dest2.com)
Agregar comentarios (opcional):

 

 

 
 
Cielo leproso; infierno rojo
 
Francisco, un "Santo" en el Vaticano
 
Juan Román Riquelme, el dueño de la pelota
 
Sergio “Maravilla” Martínez: ¡Corazón… de campeón!
 
River, San Lorenzo, Boca… ¡España!
 
¿Y si Grondona llama a Guardiola?
 
Marcelo "Loco" Bielsa… el rey de la cordura
 
Fontanarrosa y la caricatura del campeón
 
El modelo Barça y el perfume del campeón
 
Último tango en el Monumental
 
El día que Cortázar vio jugar a Messi
 
Emanuel Ginóbili, el MVP made in Bahía Blanca
 
Nunca pensé encontrarme con el diablo
 
El Moulin Rouge de la calle Viamonte… función “Diez”
 
Martín Palermo y el séptimo arte
 
El Salmón se confiesa ante D10S
 
Sir Apache Charles Tévez de Manchester, el "Ciudadano del Gol"
 
Banfield Campeón del Apertura 2009
 
¡El Abanderado Messi es argentino!
 
San Palermo, Don Julio I de Sarandí... y ¡Maradona!
 
Siglo XXI cambalache
 
¿Todavía quiere ser médico, René?
 
El romántico trébol del Barça
 
El último partido de Borges
 
Clausura Cosecha treinta y pico
 
Roberto Goyeneche. El Polaco cantor de Saavedra
 
La final soñada
 
Habemus Maradona
 
Bonavena y el gen argentino
 
El cumpleaños del fútbol
 
River y el mito de la trilogía del éxito
 
Barça, paradigma del fútbol 2.0
 
Nuevas Elecciones en el Real Madrid
 
Los fallos que tuvo el proyecto de Florentino
 
El Villarreal, un gran ejemplo a imitar
 
Villarreal: un sueño hecho realidad
 
Rafael Nadal, como un héroe mitológico
 
Agüero está llamado a ser una estrella
 
Ronaldinho, el as de espadas.
 
Rijkaard, la liga y la plantilla
 
España, la mentalidad ganadora y Nadal
 
Un perico suelto en Madrid
 
La presión mediática sobre Messi
 
Valdano desnuda los manejos de Florentino
 
Barcelona y Madrid: premios y castigos
 
Pernía divide a España
 
La triste moda de no respetar la palabra