De Fontanarrosa a Martino

Presuntuosa, la grey porteña del rezo y el estaño afirma –sin rubor– que Dios está en todos lados pero atiende en Buenos Aires. Cuestión de fe asociada al centralismo patrio, tenaz once que eclipsa al postergado interior del país. Empero, la nociva concentración tiene una gratificante excepción cultural: ¡Rosario, cuna de artistas… futbolistas y entrenadores! En el arte, Roberto Fontanarrosa, Fito Páez, Antonio Berni, Alberto Olmedo; en el fútbol, César Luis Menotti, Marcelo Bielsa, Lionel Messi, Gerardo “Tata” Martino… ¿Qué tiene Rosario para que las musas fijen su residencia en dominios lindantes a la ribera del Paraná? ¿Acaso el revolucionario espíritu de Ernesto “Che” Guevara atrae a los sensibles colectivos del numen y la pelota? Interrogantes al margen, Rosario tiene magia y encanto. Desde el Monumento a la Bandera hasta el Museo Municipal de Bellas Artes Juan B. Castagnino. Desde el bar El Cairo (mítico punto de encuentro del “Negro” Fontanarrosa con sus compinches de fútbol, letras, mujeres y caricaturas) hasta el Gigante de Arroyito. Desde la Trova Rosarina de Fito Páez hasta el templo leproso Marcelo Bielsa. Todo bajo la hilarante tutoría del inimitable “capocómico” del Barrio Pichincha: ¡Alberto Olmedo! ¿Acaso el Barça podía elegir otro entrenador que no fuese el “Tata” Martino? ¡Imposible! No se dejen engañar… En la sabia elección, no hubo un autor intelectual llamado Messi. Ni Lionel ni Jorge. Hubo estudio, investigación, método y ¡hechizo rosarino! ¿Recomendación mandataria? También… En la cocina de la selección se filtró una infidencia: Horacio Cartés, presidente del Paraguay y exmandatario de Libertad, apadrinó enfáticamente a Martino. Atentos, Rosell y Zubizarreta tomaron debida nota de la sugerencia. Ahora, ¿importa tanto quién fue el ‘responsable’ de que un discípulo de Bielsa y admirador de Guardiola haya recalado en Can Barça? Muchas veces, nos detenemos en minucias y omitimos relevancias. Influenciados por rentados mercenarios del teclado y la palabra hacemos de la designación de un entrenador una cuestión de estado. ¡Patéticos tiempos modernos! Ajeno a las mezquindades de la era 2.0, Martino conduce los ‘redondos’ destinos culés con sabiduría y eclecticismo. El guión Barça lo seduce y lo moviliza. Por ende, no traicionará las raíces de La Masía. Lo que sí hará (la tarea correctora ya empezó) es darle su impronta táctica al equipo. Recuperar los signos vitales del Pep Team es uno de sus primordiales retos. Martino es un entrenador dialoguista y demócrata. La conducción despótica no es su estilo ni forma parte del libreto de cabecera. Como siempre, la dictadura del resultado condicionará la longevidad del Tata en el Camp Nou. No obstante, estén seguros de que Martino nunca renunciará a sus convicciones. Y que jamás incurrirá en diatribas ni provocaciones. ¿Por qué razón? Porque en Rosario, los impostores de la ética son condenados al peor de los escarnios: ni cuentos ni caricaturas de Roberto Fontanarrosa. ¿Acaso eso es vida? ¡Bona sort, Tata!

 

Sergio A. González Bueno     

Enviar nota a un amigo
De: Para:
Email:

Email:

Nombre: Nombre:
Apellido: Apellido:
(Para enviar a varios destinatarios separar los mails con coma. Ej, mail1@dest1.com, mail2@dest2.com)
Agregar comentarios (opcional):


 
 
De Fontanarrosa a Martino
 
Cielo leproso; infierno rojo
 
Francisco, un "Santo" en el Vaticano
 
Juan Román Riquelme, el dueño de la pelota
 
Sergio “Maravilla” Martínez: ¡Corazón… de campeón!
 
River, San Lorenzo, Boca… ¡España!
 
¿Y si Grondona llama a Guardiola?
 
Marcelo "Loco" Bielsa… el rey de la cordura
 
Fontanarrosa y la caricatura del campeón
 
El modelo Barça y el perfume del campeón
 
Último tango en el Monumental
 
El día que Cortázar vio jugar a Messi
 
Emanuel Ginóbili, el MVP made in Bahía Blanca
 
Nunca pensé encontrarme con el diablo
 
El Moulin Rouge de la calle Viamonte… función “Diez”
 
Martín Palermo y el séptimo arte
 
El Salmón se confiesa ante D10S
 
Sir Apache Charles Tévez de Manchester, el "Ciudadano del Gol"
 
Banfield Campeón del Apertura 2009
 
¡El Abanderado Messi es argentino!
 
San Palermo, Don Julio I de Sarandí... y ¡Maradona!
 
Siglo XXI cambalache
 
¿Todavía quiere ser médico, René?
 
El romántico trébol del Barça
 
El último partido de Borges
 
Clausura Cosecha treinta y pico
 
Roberto Goyeneche. El Polaco cantor de Saavedra
 
La final soñada
 
Habemus Maradona
 
Bonavena y el gen argentino
 
El cumpleaños del fútbol
 
River y el mito de la trilogía del éxito
 
Barça, paradigma del fútbol 2.0
 
Nuevas Elecciones en el Real Madrid
 
Los fallos que tuvo el proyecto de Florentino
 
El Villarreal, un gran ejemplo a imitar
 
Villarreal: un sueño hecho realidad
 
Rafael Nadal, como un héroe mitológico
 
Agüero está llamado a ser una estrella
 
Ronaldinho, el as de espadas.
 
Rijkaard, la liga y la plantilla
 
España, la mentalidad ganadora y Nadal
 
Un perico suelto en Madrid
 
La presión mediática sobre Messi
 
Valdano desnuda los manejos de Florentino
 
Barcelona y Madrid: premios y castigos
 
Pernía divide a España
 
La triste moda de no respetar la palabra