Cielo leproso; infierno rojo

¿Por qué salió campeón Newell´s? ¿Por qué descendió Independiente? Sin eufemismos, ambos colosos del fútbol argentino tuvieron un patrón común: ¡gestiones corruptas e ineptas! Basta recordar a López y Comparada… Ahora, ¿cómo fue qué resucitó la lepra y el “infierno” de la B Nacional se ensañó con el rojo? Cuestiones de identidad. Sin plan ni convicción, las metas son una quimera. Apunten a la salvación o a la gloria. La dictadura de los tópicos alimenta a los apologistas de la mediocridad. Ergo, en lugar de proyectos se buscan milagros. En lugar de ideas se buscan “salvadores”. Para más inri, los entrenadores son encasillados con insustanciales etiquetas. Así, aparecen aquellos ¡especialistas en evitar el descenso!; los que ¿aseguran? títulos o estar en la pelea; los ganadores y los perdedores. ¡Que alguien nos rescate del ridículo!
Newell’s e Independiente enfrentaron al satánico lord promedio de manera dispar. Los de Rosario atacaron  la alarmante matemática con el estético ideario del “Tata” Martino; los de Avellaneda abordaron los nefastos guarismos con circunstanciales parches, sin norte ni memoria. ¿Cómo terminaron unos y otros? En el lugar que merecieron… La lepra llegó a la cima del Final “creyendo” en su estilo y lanzado por su irrefrenable ambición. El rojo perdió la categoría por mala praxis general, atormentado por conflictos internos y miserias externas. En el fútbol, las recetas mágicas están contraindicadas. Tanto como la negligencia ejecutoria de un presidente. Sin coherencia ni planificación -tarde o temprano- la amenaza del descenso se convierte en pesadilla.
Menciones especiales a Gerardo “Tata” Martino y el afligido hincha de Independiente. El DT leproso cerró el círculo virtuoso gestado en Paraguay. Pedagógico, potenció un plantel devaluado y enriqueció a sus futbolistas con el don del conocimiento. Desde Guzmán hasta Scocco. ¿Y los fieles simpatizantes del Diablo Rojo? Ellos afrontaron el descenso con la grandeza que le faltó a sus dirigentes (anteriores y actuales) y a muchos de sus jugadores (ídem). ¡Independiente descendió; sus hinchas son de Primera! Ciento ocho años de historia no se borran de la noche a la mañana. El camino del regreso será espinoso. Empero, la A es el hábitat natural del glorioso Rojo de Avellaneda. Y allí volverá pronto. Porque la única salida posible del  “infierno” es el luminoso cielo de Primera. Ese que conjuga con la palabra campeón. Si dudan, dense una vuelta por Rosario.

 

Sergio A. González Bueno     

Enviar nota a un amigo
De: Para:
Email:

Email:

Nombre: Nombre:
Apellido: Apellido:
(Para enviar a varios destinatarios separar los mails con coma. Ej, mail1@dest1.com, mail2@dest2.com)
Agregar comentarios (opcional):


 
 
De Fontanarrosa a Martino
 
Cielo leproso; infierno rojo
 
Francisco, un "Santo" en el Vaticano
 
Juan Román Riquelme, el dueño de la pelota
 
Sergio “Maravilla” Martínez: ¡Corazón… de campeón!
 
River, San Lorenzo, Boca… ¡España!
 
¿Y si Grondona llama a Guardiola?
 
Marcelo "Loco" Bielsa… el rey de la cordura
 
Fontanarrosa y la caricatura del campeón
 
El modelo Barça y el perfume del campeón
 
Último tango en el Monumental
 
El día que Cortázar vio jugar a Messi
 
Emanuel Ginóbili, el MVP made in Bahía Blanca
 
Nunca pensé encontrarme con el diablo
 
El Moulin Rouge de la calle Viamonte… función “Diez”
 
Martín Palermo y el séptimo arte
 
El Salmón se confiesa ante D10S
 
Sir Apache Charles Tévez de Manchester, el "Ciudadano del Gol"
 
Banfield Campeón del Apertura 2009
 
¡El Abanderado Messi es argentino!
 
San Palermo, Don Julio I de Sarandí... y ¡Maradona!
 
Siglo XXI cambalache
 
¿Todavía quiere ser médico, René?
 
El romántico trébol del Barça
 
El último partido de Borges
 
Clausura Cosecha treinta y pico
 
Roberto Goyeneche. El Polaco cantor de Saavedra
 
La final soñada
 
Habemus Maradona
 
Bonavena y el gen argentino
 
El cumpleaños del fútbol
 
River y el mito de la trilogía del éxito
 
Barça, paradigma del fútbol 2.0
 
Nuevas Elecciones en el Real Madrid
 
Los fallos que tuvo el proyecto de Florentino
 
El Villarreal, un gran ejemplo a imitar
 
Villarreal: un sueño hecho realidad
 
Rafael Nadal, como un héroe mitológico
 
Agüero está llamado a ser una estrella
 
Ronaldinho, el as de espadas.
 
Rijkaard, la liga y la plantilla
 
España, la mentalidad ganadora y Nadal
 
Un perico suelto en Madrid
 
La presión mediática sobre Messi
 
Valdano desnuda los manejos de Florentino
 
Barcelona y Madrid: premios y castigos
 
Pernía divide a España
 
La triste moda de no respetar la palabra