Fontanarrosa y la caricatura del campeón

Anfitrión de los sensibles, el paraíso habilita la sala mayor del fútbol. Desbordado de felicidad, Roberto Fontanarrosa no gambetea la impostergable cita; El Cairo del firmamento, célebre bar que convoca a intelectuales, artistas y demás bohemios de la esquina, recibe al Negro con la bendición de un café made in Rosario. Acomodada su anatomía en la silla de los virtuosos, Fontanarrosa se despacha con una frase de las suyas: "A pesar de ser leproso, Messi es cosa seria. ¿Cómo hace para correr a la velocidad de la luz con la pelota atada al botín zurdo? No, ese pibe desafía las leyes de la gravedad, Gordo. Te lo dije… por algo nació en Rosario, cuna de talentos". La genuina sonrisa de Roberto Fontanarrosa da paso a la réplica de Osvaldo Soriano. "Dale, Negro. Lo único que te falta decir es que Messi tiene el carisma de Aldo Pedro Poy. O la clarividencia de Omar Palma. Vos sí que no tenés remedio. Por más que te duela en el alma… ¡Messi es de Newell’s!". La fogosa tertulia, lejos de bajar los decibeles, los incrementa. Naturalmente, entran a la cancha del debate Di Stéfano, Maradona, Pelé, Garrincha, Zico, etc. Inevitables, surgen las épicas gestas de los Canallas relatadas por Fontanarrosa y los gloriosos onces del Ciclón de Boedo, evocados por la indeleble memoria de Soriano. Modélicos embajadores de Rosario Central y San Lorenzo, Fontanarrosa y Soriano viajan por las naciones del fútbol portando el pasaporte diplomático de su inextinguible pasión. Apagada la llama de la discusión, El Negro sorprende a su amigo con un revelador secreto: "Te cuento una infidencia, Gordo. ¡Voy a dibujar una caricatura de Messi! El pibe se lo merece más que nadie. ¿Acaso alguien representa mejor a la Argentina en el mundo que Leo? ". La mirada de aprobación del Gordo Soriano ahuyenta el sonido de las palabras. Y la ilustración del gol festeja a cuenta en la exclusiva mano diestra de Roberto Fontanarrosa. Concluida la obra Messi, el Negro Fontanarrosa obsequia a las musas la emotiva pared de sus lágrimas. Exhausto, desnuda en El Cairo los inimitables trazos de su obra Mayor. Incrédulos, los desorbitados ojos de Soriano transitan por la prosa del asombro. Es que la caricatura del campeón devuelve la imagen de un Lionel Messi blindado por una trilogía de escudos: el de la AFA, el de Newell’s… y el de ¡Rosario Central! Pícaro, el Gordo Soriano le replica: "Negro, ¿y el escudo del Barça?"

A lo que Fontanarrosa, rápido de reflejos, responde: "Que me perdonen el FC Barcelona y Pep Guardiola. Pero Messi es más argentino que el dulce de leche. ¿Argentino dije? Por D10S, cada vez estoy peor del bocho. ¡Messi es más rosarino que Alberto Olmedo! ". Gordo, ¿cómo te ves dando la vuelta olímpica con Messi en el 2014? Fantaseemos con el escenario: ¡les ganamos la final en el Maracaná a los "brasucas" y los gozamos en el patio de su casa.
Se inmolan ahí mismo los danzarines de la samba! De yapa, sumamos la tercera estrella a la gloriosa camiseta de la Selección. Reflexivo, Soriano le responde: "¡El único campeón del mundo que conozco se llama Roberto Fontanarrosa!"

 

Sergio A. González Bueno

           
Enviar nota a un amigo
De: Para:
Email:

Email:

Nombre: Nombre:
Apellido: Apellido:
(Para enviar a varios destinatarios separar los mails con coma. Ej, mail1@dest1.com, mail2@dest2.com)
Agregar comentarios (opcional):

 

 
 
De Fontanarrosa a Martino
 
Cielo leproso; infierno rojo
 
Francisco, un "Santo" en el Vaticano
 
Juan Román Riquelme, el dueño de la pelota
 
Sergio “Maravilla” Martínez: ¡Corazón… de campeón!
 
River, San Lorenzo, Boca… ¡España!
 
¿Y si Grondona llama a Guardiola?
 
Marcelo "Loco" Bielsa… el rey de la cordura
 
Fontanarrosa y la caricatura del campeón
 
El modelo Barça y el perfume del campeón
 
Último tango en el Monumental
 
El día que Cortázar vio jugar a Messi
 
Emanuel Ginóbili, el MVP made in Bahía Blanca
 
Nunca pensé encontrarme con el diablo
 
El Moulin Rouge de la calle Viamonte… función “Diez”
 
Martín Palermo y el séptimo arte
 
El Salmón se confiesa ante D10S
 
Sir Apache Charles Tévez de Manchester, el "Ciudadano del Gol"
 
Banfield Campeón del Apertura 2009
 
¡El Abanderado Messi es argentino!
 
San Palermo, Don Julio I de Sarandí... y ¡Maradona!
 
Siglo XXI cambalache
 
¿Todavía quiere ser médico, René?
 
El romántico trébol del Barça
 
El último partido de Borges
 
Clausura Cosecha treinta y pico
 
Roberto Goyeneche. El Polaco cantor de Saavedra
 
La final soñada
 
Habemus Maradona
 
Bonavena y el gen argentino
 
El cumpleaños del fútbol
 
River y el mito de la trilogía del éxito
 
Barça, paradigma del fútbol 2.0
 
Nuevas Elecciones en el Real Madrid
 
Los fallos que tuvo el proyecto de Florentino
 
El Villarreal, un gran ejemplo a imitar
 
Villarreal: un sueño hecho realidad
 
Rafael Nadal, como un héroe mitológico
 
Agüero está llamado a ser una estrella
 
Ronaldinho, el as de espadas.
 
Rijkaard, la liga y la plantilla
 
España, la mentalidad ganadora y Nadal
 
Un perico suelto en Madrid
 
La presión mediática sobre Messi
 
Valdano desnuda los manejos de Florentino
 
Barcelona y Madrid: premios y castigos
 
Pernía divide a España
 
La triste moda de no respetar la palabra