Rafael Nadal, como un héroe mitológico

Rafa Nadal es el deportista de moda en España (junto con Fernando Alonso). Pero las proezas del chaval de Manacor son dignas de un héroe mitológico.

Alcanzó el nº 2 del ranking mundial de la ATP con sólo 19 años; venció a todos los top ten sin discusiones. En su superficie preferida ganó Roland Garros 2005 dando una lección de tenis excelso y de coraje inigualable.

Sus golpes son letales. Tiene un passing demoledor, que complementa con un físico privilegiado que le permite defender como nadie en el circuito. Su única cuenta pendiente pasa por mejorar su rendimiento en césped.

Igualmente, el secreto de Nadal pasa por su cabeza. Es dueño de una mentalidad ganadora que apabulla. Nunca se da por vencido. La palabra derrota no existe en su diccionario tenístico. Su consigna apunta a jugar cada partido como si fuese el último, dejándose la piel para alcanzar el triunfo. Su juventud contrastas con la madurez que exhibe dentro del court. Conmueven su esfuerzo y su entrega. Su sueño apunta a alcanzar la gloria deportiva como todo competidor nato.

Pero tiene un desafío extra: demostrar que puede superar la presión del entorno, pues tanto afición como prensa le exigirán ser el mejor a corto plazo. Muchos afirman (erróneamente) que ser el segundo del mundo es un fracaso, que sólo sirve subirse al podio... y en lo más alto se ubica Federer, una valla difícil de saltar. Por eso, paciencia y a no tratar de apurar la carrera del mallorquín. Porque no todos los días aparece un Rafael Nadal.

Sergio A. González Bueno
22/04/2006

Enviar nota a un amigo
De: Para:
Email:

Email:

Nombre: Nombre:
Apellido: Apellido:
(Para enviar a varios destinatarios separar los mails con coma. Ej, mail1@dest1.com, mail2@dest2.com)
Agregar comentarios (opcional):
 
 
De Fontanarrosa a Martino
 
Cielo leproso; infierno rojo
 
Francisco, un "Santo" en el Vaticano
 
Juan Román Riquelme, el dueño de la pelota
 
Sergio “Maravilla” Martínez: ¡Corazón… de campeón!
 
River, San Lorenzo, Boca… ¡España!
 
¿Y si Grondona llama a Guardiola?
 
Marcelo "Loco" Bielsa… el rey de la cordura
 
Fontanarrosa y la caricatura del campeón
 
El modelo Barça y el perfume del campeón
 
Último tango en el Monumental
 
El día que Cortázar vio jugar a Messi
 
Emanuel Ginóbili, el MVP made in Bahía Blanca
 
Nunca pensé encontrarme con el diablo
 
El Moulin Rouge de la calle Viamonte… función “Diez”
 
Martín Palermo y el séptimo arte
 
El Salmón se confiesa ante D10S
 
Sir Apache Charles Tévez de Manchester, el "Ciudadano del Gol"
 
Banfield Campeón del Apertura 2009
 
¡El Abanderado Messi es argentino!
 
San Palermo, Don Julio I de Sarandí... y ¡Maradona!
 
Siglo XXI cambalache
 
¿Todavía quiere ser médico, René?
 
El romántico trébol del Barça
 
El último partido de Borges
 
Clausura Cosecha treinta y pico
 
Roberto Goyeneche. El Polaco cantor de Saavedra
 
La final soñada
 
Habemus Maradona
 
Bonavena y el gen argentino
 
El cumpleaños del fútbol
 
River y el mito de la trilogía del éxito
 
Barça, paradigma del fútbol 2.0
 
Nuevas Elecciones en el Real Madrid
 
Los fallos que tuvo el proyecto de Florentino
 
El Villarreal, un gran ejemplo a imitar
 
Villarreal: un sueño hecho realidad
 
Rafael Nadal, como un héroe mitológico
 
Agüero está llamado a ser una estrella
 
Ronaldinho, el as de espadas.
 
Rijkaard, la liga y la plantilla
 
España, la mentalidad ganadora y Nadal
 
Un perico suelto en Madrid
 
La presión mediática sobre Messi
 
Valdano desnuda los manejos de Florentino
 
Barcelona y Madrid: premios y castigos
 
Pernía divide a España
 
La triste moda de no respetar la palabra