Entrevista "fútbolcultura"

        Entrevista "Argentinos.es"

        Entrevista "Excelsior"

 
 
MARTES 29 DE MARZO DE 2011 : EXCELSIOR
ESTADIO DRAGAO

El escritor visita la casa del FC Porto, en Portugal.

CON GUILLERMO VILAS

Su compatriota popularizó el tenis enArgentina, en la década de los 70.

Y VALDANO

Jorge es uno de los pocos futbolistas que han trascendido en la literatura.

     

ENTRE LIBROS Y BALONES

El fútbol que no miramos

POR JC VARGAS
juan.vargas@nuevoexcelsior.com.mx

Sergio A. González tiene una manera
distinta de mirar el futbol. El argentino
nos muestra a Franz Beckenbauer y su pasión por la ópera, los sueños del goleador Just Fontaine por ser conocido como un gran cantante o aquel cuadro macabro de Bobby Charlton y el día en que el Manchester United desapareció tras un avionazo. Se atreve a comparar un gol de Maradona con un lienzo de Van Gogh o el zapatazo mundialista de Iniesta con un cuadro de Picasso. Va más allá. Escribe su propia versión de una inverosímil leyenda, especie de mito urbano, que señala que el futbol
dejó ciego a Jorge Luis Borges.
El balón se venga de su antagonista más célebre (“el futbol es popular, porque la estupidez es popular”).
Siempre habrá intelectualesque muestren su despreciopor el futbol.
Pero ninguno tan radical como Borges, quien aborrecía el futbol y las multitudes.
Irónicamente es el personajemás nombrado cuandose escribe del balón y laliteratura.
De una manera terminó pagando tanto desprecio de un deporte al que muchos intelectuales han brindado su apoyo. Y claro que seduce la idea de contar una ficción que a la vez me
contó un amigo periodista.
En su caso, de periodista deportivo se convirtió en escritor.
Tuve ocho años como periodista y la oportunidad de trabajar al lado de hombres como Alejandro Apo. Él leía cuentos de futbol al aire (radio). Imagínate escuchar Puntero Izquierdo de Benedetti. Entre la voz de Apo y la prosa de Mario, era increíble. Esos casos marcan a uno.
¿Cambió su manera de mirar
el futbol?
Como periodista deportivo sólo se busca la primicia, la inmediatez
Como escritor dedicas más horas a la investigación y eres más narrativo.
Como Valdano.
Y Juan Villoro, Eduardo Galeano, Albert Camus.
¿Cómo fue sutransformación?
Publiqué El futbol que no miramos en España, luego de entrar a un concurso del diario Marca en 2007. Llegué a las finales y una editorial se ofreció a publicar mi libro.
¿El futbol que no miramos?
Es lo que yo pienso del futbol vinculado a la cultura. Poder comparar un gol de Maradona con un lienzo de Van Gogh o el de Iniesta con un cuadro de Picasso. Escribir también de lo que hizo el alcohol en personajes como Garrincha.

Un trabajo que requiere requiere investigación.
He viajado a Roma, Londres,
Madrid, Barcelona, París y Río
de Janeiro en la búsqueda de
archivos para contar historias.


Sergio A. González rescata historias del balompié, que se gestan afuera de las canchas; la pasión de Franz Beckenbauer por la ópera o la inverosímil leyenda en la que Borges se queda ciego jugando a la pelota.

VOCACIÓN PERIODISTICA Sergio González cambió la inmediatez de la noticia deportiva por la investigación y la narrativa del escritor. Va por su segundo libro
8
12
AÑOS
APÓSTOLES
laboró como periodista deportivo en Argentina
del fútbol aparecerán en su próximo libro

Como la del Kaiser y supasión por la ópera.
También la historia del goleador Francés Just Fontaine, quien incluso apareció en el
Music Hall de París para que lo reconocieran como un gran cantante.
O aquellos tiempos de Bobby Charlton y la Ruta de la Muerte, cuando ocho integrantes del Manchester United fallecieron en un accidente aéreo y Bobby se salvó de milagro.

Historias que formarán partede su segundo libro.
En poco tiempo viajaré a Barcelona para la edición de Los 12 apóstoles del futbol, donde contaré historias de vida de personajes como los mencionados,
además de Maradona, Di’Stéfano, Pelé, Garrincha y otros más.
Además de periodista, usted fue abogado.
La vida tiene sus ciclos. Me reconstruí
como escritor, la que considero una profesión fascinante.
Llego a escribir 12 o 14 horas seguidas, sin comer, durmiendo poco y mal, pero feliz

 

"Tuve ocho años como periodistay la oportunidad de trabajar al lado de hombres como Alejandro Apo. Él leía cuentos de futbol al aire (radio). Imagínate escuchar Puntero Izquierdo de Benedetti. Entre
la voz de Apo y la prosa de Mario, era increíble. Esos casos marcan a uno.”

Sergio A. González
Escritor argentino


El último partido de Borges
El licenciado y artista plástico rgentino
Harold Macoco Salomón, amigo del genial escritor en su juventud, publicó una biografía no autorizada sobre el patricio Borges.
En uno de sus capítulos desentraña el misterio y narra una historia eveladora
acerca de sus verdaderos sentimientos hacia el género. Así, movilizado por el recuerdo de los años mozos y desafiando los anales y la verba pública del propio protagonista, describió pormenores de un ignoto partido de futbol disputado en un gélido invierno en los albores de la década del treinta. La contienda, celebrada en la geografía porteña de Palermo, midió las fuerzas del club de la Sociedad del Conocimiento contra
los temerarios Cuchilleros de Boedo. El team de los literatos contó con la prosa de Julio Cortázar, Adolfo Bioy Casares, Roberto Arlt, Evaristo Carriego, Ricardo Güiraldes, Xul Solar, Horacio Quiroga, Ulises Petit de Murat y Harold Macoco Salomón, entre otras eminencias de la bohemia
ilustrada de la época. Aunque la presencia más significativa del match
tuvo un nombre y apellido impensado
para el soberano:¡Jorge Luis
Borges! El primer acto, precedido de una ardua disputa entre los encarnizados rivales, culminó con el tanteador en blanco. Al regreso del breve intervalo, el mazo del destino le repartió una baraja marcada por la fatalidad al sapiente Georgie. A la salida de un corner, el Pulpo Borges
elevó su esmirriada anatomía buscando el glorioso testarazo de la
victoria parcial. En ese momento, un
diabólico empujón lo desestabilizó
en pleno salto, cayendo abruptamente
sobre la rodilla del Flequillo Soraire, portentoso moreno que oficiaba
de wing izquierdo para los Cuchilleros.
Borges, en estado de shock y semi
inconsciente, fue llevado rgentemente
al auto de Bioy Casares...
Una vez arribado al nosocomio, el
prolífico paciente ingresó a la sala
de auxilios con una inflamación aguda en su rostro, que había mutado de un color morado a uno negro. La hinchazón en la nariz, los pómulos y la frente desfiguró sus facciones naturales, situación que potenció la contenida congoja de sus solidarios colegas. Luego de la revisión de rigor, efectuada por el prestigioso neurólogo Click Here, el diagnóstico del galeno no dejó lugar a dudas: Borges había sufrido el desprendimiento de ambas retinas. La inevitable ceguera era una cuestión de tiempo.

- Parte de la ficción publicada por Sergio A. González en www.laculturadelapelota.com

Enviar prólogo a un amigo
De: Para:
Email:

Email:

Nombre: Nombre:
Apellido: Apellido:
(Para enviar a varios destinatarios separar los mails con coma. Ej, mail1@dest1.com, mail2@dest2.com)
Agregar comentarios (opcional):
 
   
 
   


• Diseño Web: www.sitedeco.com.ar